lunes, 5 de diciembre de 2016

Creme Brûlée a la Naranja

En esta receta no es que se intente evitar alérgenos. No es una adaptación de otra receta. Es que, simplemente, ha salido así. Es una especialidad propia que no recuerdo cómo se me ocurrió (seguramente economizando y/o haciendo un postre de reciclaje). El éxito está garantizado, sobre todo ahora que las naranjas empiezan a estar en su punto. La preparamos para cuatro raciones.



UTENSILIOS:


  • Un cazo, 
  • 2 boles, uno más grande que otro,
  • Una lengua de silicona,
  • Una varilla manual,
  • 4 recipientes individuales,
  • Un soplete.




INGREDIENTES:


  • 3 Huevos de calibre L,
  • 10 grs. de almidón de maíz,
  • 8 gotas de extracto de azahar,
  • 200 grs. de azúcar (150 para la cocción y 50 para quemar),
  • 75 ml. de zumo de naranja,
  • 2 rodajas de naranja confitada.
  • Una pizquita mínima de colorante alimentario amarillo (del que usamos para el arroz, pero no especiado).
  • Unos cubitos de hielo y un poco de agua (para abatir la temperatura).




PROCEDIMIENTO:

  • Lo primero que haremos es preparar un abatidor de temperatura casero con los dos boles, poniendo los cubitos de hielo en el fondo del más grande, añadiendo un poco de agua (cubrir solo la mitad del hielo) y poniendo encima el bol más pequeño. Reservamos.
  • En el cazo ponemos el zumo de naranja y desleímos el almidón utilizando la varilla. Una vez disuelto en el zumo, agregamos el azúcar, los huevos, y mezclamos hasta obtener un líquido homogéneo, intentando no batir con fuerza.
  • Llevamos el cazo al fogón y vamos cociendo a fuego lento, sin dejar de remover, hasta obtener una crema con la textura parecida a una bechamel  espesa.
  • El punto exacto se lo cogemos de la siguiente manera: mientras el líquido está frío y va cogiendo temperatura, no dejamos de remover. Por muy delicadamente que lo hagamos, se nos va haciendo inevitablemente una espuma (de batir la mezcla de huevo con azúcar) en la superficie. No pasa nada; solo es que, cuando la mezcla empiece a espesar, la levantamos del fuego y seguimos removiendo para mezclar la espuma con la crema con la intención de que se pierda. Si es necesario, acercamos el cazo al fuego unos segundos. Se trata, sobre todo, de que no se nos pegue el fondo. La crema con el cazo al aire se termina de cocer perfectamente, mientras removemos "esconder" la capa de espuma. Esta operación dura de 4 a 6 minutos.
  • Inmediatamente, vertemos la crema en nuestro abatidor y removemos hasta que atempere un poco. Si nos saltamos esta operación, la crema se oxidará y se pondrá verdosa. No se habrá estropeado, pero tendrá mal aspecto. En este momento, añadimos el extracto de azahar y repartimos en los cuatro recipientes. 
  • Troceamos las rodajas de naranja confitada y decoramos cada ración con ellas. Repartimos los 50 grs. de azúcar que nos queda por encima y sopleteamos hasta tostarla. Si no disponemos de un soplete, cocemos el azúcar en el fuego, con una cucharada de agua, hasta obtener un almíbar rubio, y lo vertemos repartido por encima de cada una de las cuatro raciones.


  • Refrigeramos para que repose, enfríe y tome cuerpo, aunque también se puede tomar templado.



ALÉRGENOS:












PRINCIPALES VALORES NUTRICIONALES: 

  • Cada ración de este postre contiene aproximadamente, 310 kcal.; 6'33 grs, de proteína; 66'63 grs. de Carbohidratos (de los cuales, 62'20 son azúcares) y 4'92 grs. de grasa.
  • La mayoría del aporte calórico de este plato se encuentra en los Hidratos de Carbono. Si queremos reducirlo, es ahí donde deberíamos hacer las modificaciones: Podemos reducir a la mitad la cantidad de azúcar de la crema y utilizar gajos de naranja natural para decorar, en lugar de naranja confitada. Añadiremos así también un toque más cítrico y menos edulcorado que, para algunos paladares, resulta incluso más apetecible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario