lunes, 9 de junio de 2014

PANACEA, la panadería de botellas y latas

Por fín el miércoles pasado, y después de tres semanas de la inauguración prometiendo que haría una visita, estuve en Panacea, la panadería de botellas y latas, visitando a "Cocinillas de Sevilla", la responsable de todo lo que allí hay por ver y disfrutar.


Meli, "Cocinillas de Sevilla", felicísima propietaria de Panacea


Botellas y latas de producción ecológica, sí, sí, pero eso no es lo que me importaba, francamente. Lo que llama la atención cuando entras en el local es su decoración rústica, toda carpintería de madera y, por encima de todo, el enorme surtido de panes, todos artesanos, que lucen y huelen de modo tal que no sabes para donde señalar a la hora de elegir. 


El estante de bebidas ecológicas

Panes diversos

Panes diversos



Hay panes de diversos lugares de Sevilla y el Aljarafe, según tengo entendido. Alguno de autor, como ese enorme que tiene sobre la tabla con el cuchillo al lado y que te va rebanando a medida que el público le va pidiendo. Está elaborado con varias harinas, como centeno y espelta, y varias semillas, (amapola, calabaza...). Hasta trocitos de naranjas confitadas y zumo de limón.


Este pan es despachado por rebanadas


Hay también pan payés, y piezas de kilo de centeno; molletes blancos e integrales; viena y bollo de los de siempre; panes de olivas negras y de tomates secos y hasta bollas gallegas.
Panes diversos


Ofrece además algo de bollería: Cruasanes, bollitos de leche, bizcochos de manzana y, recién salidos del horno, elaborados allí mismo, un par de bizcochos para ir porcionando también a medida que se le piden. No hay nada que no parezca de elaboración casera.


Bizcocho de manzana

"Miguelenas"


En la cara de los clientes, el gesto de haber descubierto algo increíble. Estuve casi una hora allí, y Meli casi no pudo pararse conmigo, por el "chorreo" constante de público que tenía que atender.

Y si lo que se quiere es hacer el pan en casa, se encuentra también todo tipo de harinas, junto con sus conocimientos para asesorar sobre cual es la adecuada para cada elaboración, así como varios tipos de semillas para complementar. Es inspirador. Te dan ganas de traértelas todas y empezar a maquinar panes.


Diversas harinas a granel



El rincón de las semillas

Recomiendo una visita a esa cuya aspiración es convertirse en breve en la panadería del barrio. Estoy segura de que lo conseguirá sin ningún problema, porque tiene medios para satisfacer a todos los gustos. Me considero buena panadera y disfruté enormemente de todo lo que allí había.

Amiga mía, te desearía toda la suerte del mundo, pero intuyo que ya la has recibido y que todo irá sobre ruedas.


¡Felicidades!


No hay comentarios:

Publicar un comentario