jueves, 11 de julio de 2013

Bizcoho express (listo en 6 minutos)

Hoy sin pan para desayunar. En general no hay nada que pueda sustituir la tostada de la mañana y lo razonable sería bajar al bar y desayunar allí. Pero hay más gente en casa. Será mejor que lo solucione, para que cuando se levanten, no les de el mismo fastidio que me ha dado a mí. Así que vamos con un bizcocho expréss, simple y blanco, que se puede comer tal cual o usar como rebanadas. 

Te saca de un apuro cuando se te presenta visita a la hora de la merienda y te pilla con la despensa vacía y sin haber avisado. Cuando se te presentan los niños con amiguetes, por ejemplo, y gusta y sorprende a pequeños y mayores.

Es un bizcocho express porque se hornea en 6 minutos. En el microondas por supuesto.  Tardas más en sacar los ingredientes y mezclarlos que en el horneado. Ya verás, ya. ¡Vamos allá!


INGREDIENTES

  • 125 grs. de margarina con sal (he usado tipo Tulipán, de marca blanca); 
  • 110 grs. de harina común, mezclada con 5 grs. de levadura química; 
  • 2 huevos; 
  • 100 grs. de azúcar.


PROCEDIMIENTO


  • Fundimos en un vaso la margarina durante 30 segundos en el microondas. Lo dejamos dentro mientras mezclamos lo demás.
  • Mezclamos los huevos con el azúcar, batiendo con la varilla hasta que queden espumosos. No es necesario montarlos.
  • Agregamos la harina sin dejar de batir con la varilla.
  • Por último, añadimos la margarina fundida y terminamos de batir, hasta que quede una crema homogénea.
  • Forramos un molde de plástico (cualquier tupper es válido) con papel sulfurizado (es importante que el papel esté humedecido), ponemos la mezcla y cocemos en el microondas, a potencia máxima, durante 6 minutos.
El bizcocho obtenido es una esponja blanca, sin corteza. Lo normal (recordemos que es una elaboración realizada a toda prisa) es que vaya a la mesa caliente. Se puede, una vez atemperado, rebanar y tostar como si fuera un pan dulce, y tomar con tomate, o jamón, o hacer cualquier buen desayuno... 





Si queremos hacerle costra, en caliente, recién desmoldado, lo he espolvoreado de azúcar y canela. En unos minutos se apelmaza y le forma una costra. Si se le pone sirope o salsa la absorberá y se perderá dentro de la miga. Otra opción es ponerle azúcar por encima y quemarla con soplete.... cacao en polvo, azúcar vainillado... las opciones dan para tanto como la imaginación de cada cual.



Si me descuido no llega ni a la foto. Pero eso no es malo, porque en unas horas se seca. No tiene conservación más allá del enfriado. Pero se puede reciclar emborrachado con un buen almíbar.


1 comentario:

  1. Lochy, estupenda receta de emergencia, a las que las amas de casa experimentadas seguimos la pista con agonía :D
    Por cierto, no sé si mañana tendré pan para el desayuno, o qué...
    Besitos

    ResponderEliminar