sábado, 1 de junio de 2013

¿Granizado, sorbete o helado?

Qué gusto acudir  a una heladería y ver esas enormes vitrinas con su gran variedad de colores y sabores. Hay firmas que los hacen de todo (de milhoja, de donut...) y consiguen una calidad excelente. Se les ve a todos la misma cremosidad, sean helados como tales, o sean sorbetes o granizados. Y aunque éstos últimos suelen estar en máquinas granizadoras aparte donde los distinguimos bien, si los elaboramos en casa, a golpe de heladera, su aspecto confunde. Pero ¿cual es entonces la diferencia? Sus ingredientes, claro, así como sus valores nutricionales.

* El granizado no es más que hielo picado aderezado con el color y el sabor de algún jarabe. Lo general en esta tierra es que veamos una máquina con dos o tres depósitos (naranja y limón, generalmente) en cada uno de los cuales, el hielo es mezclado con aspas con el jarabe. Pero últimamente (y creo que ésto es más importado que moderno), se empieza a ver un solo depósito que remueve el hielo con sus aspas, y diversos biberones de jarabes de muchos sabores. Servirlos consiste en llenar de hielo picado el vaso y aderezarlo con el jarabe elegido.

Un granizado artesano casero suele tener, como únicos ingredientes, agua, azúcar y la fruta o hierba cuyo sabor se pretenda conseguir. Es puro glúcido.

* El sorbete lleva, además de un jarabe y la fruta o el ingrediente principal que le da el sabor, albúmina (clara de huevo). Esto es glúcido y proteína.

* El helado es nutricionalmente más completo. Lleva, por sustitución o por añadidura (cada casa una receta) también grasas, generalmente nata.

Personalmente, me gustan los sorbetes, porque son más cremosos que los granizados y no contienen ni pizca de grasa. He aquí una receta sencilla de un sorbete de fresa:

Ingredientes: 250 grs. de fresas; 2 claras; 125 grs de azúcar; 250 grs. de agua y unas gotas de limón.

Procedimiento: En un cazo ponemos el agua con el azúcar y el limón a hervir. Se deja cocer 10' . Obtendremos un jarabe que reservaremos hasta que atempere.

Montamos las claras a punto de nieve firme. Sin dejar de batirlas vamos agregando el jarabe. Cuando esté bien incorporado, reservamos.

Lavamos las fresas, retiramos las hojas y batimos hasta conseguir un puré. Lo agregamos con mucho mimo a  las claras con el jarabe y ponemos en la heladora. 

Sorbete de fresa en la heladora doméstica


Cuando tenga este aspecto cremoso y casi congelado, pasamos la mezcla a otro recipiente y ponemos en el congelador un par de horas. Entonces quedará listo para tomar.


Sorbete de fresa terminado

Las opciones son tantas como la imaginación de cada cual. Solo hay que recordar que, cuanto más fría entre la mezcla a la heladora, antes se hará. El líquido de un granizado bien refrigerado (3 a 5 grados C), puede tardar en estar listo entre 7' y 10'.

Hecho el primero y cogido el tranquillo, va a ser un no parar con esa heladera todo el verano.

¿quién se anima?







No hay comentarios:

Publicar un comentario