lunes, 20 de mayo de 2013

Las Navas de la Concepción: Otro corazón de la Sierra Norte de Sevilla

Hay veces que, para limpiarme y alinearme con mediana corrección con el resto de las cosas del Universo, necesito contacto con la naturaleza. Nos pasa a todos, solo que unos somos conscientes y otros no. Mis prácticas más comunes son mojarme con la lluvia, practicar un poco de meditación bajo la luna llena, ir al mar y mojarme, a lugares donde haya mucha vegetación... me gusta mezclar calor con frío, pues soy un ser de agua y fuego, aunque parezca contradictorio. Y ésto me hace sentirme bien. Hay otras prácticas, difíciles de confesar (que no inconfesables) y que hay que hacer, tanto por pudor como por respeto a los demás, cuando nadie me ve. Pero ésta es otra historia. 

Ayer anduve de relax por la Sierra Norte de Sevilla. Me gusta hacerles kilómetros a aquellas pequeñas carreteras y parar el coche donde me vaya pidiendo la conciencia. A veces con rumbo y a veces no. Así descubro lugares. Aprovecho, y ésto es bastante menos místico, para traerme algunos productos, como carnes y vinos, para poder ofrecer buenos guisos cuando mis clientes me encargan cosas especiales: Carnes de monte, productos caseros del cerdo ibérico, vinos, licores, incluso, a partir de Octubre, dulces de Navidad comprados en fábrica.

En otras ocasiones, he intentado ir a Las Navas de la Concepción, pero me ha dado pereza la carretera que, no siendo del todo mala desde Constantina, está llena de curvas y barrancos.22 kms. de bellísimos macizos boscosos de los que disfrutar y de impresionante colorido de flores por todo el monte. Incluso, lo que nunca había visto, flor de la jara de color rosa. Margaritas silvestres blancas, amarillas... amapolas rojas y un verdor indescriptible de matas floridas en morados y violetas, rosas, blancos... Pinares, alcornocales, robledos... bosques, campos, llanos, montes, sierra... Ésta vez sí que llegué.

Y encontré un pueblito donde, curiosamente, la gente no tiene el acento típicamente cerrado de la zona. Pero sí disponen del tiempo para pararse a hablar con los foráneos que llegamos con ganas de charla, y sus productos y su cooperativa del aceite. Las fábricas de embutidos forman parte de las casas. Así como las tiendas. suelen tener cocheras que no usan como  tales, sino para la curación de sus elaboraciones. Lo cual no es óbice para que hagan observancia de las normas de salubridad y etiqueten correctamente.

Se celebraba ayer una peregrinación que salía desde su Plaza de España hacia San Calixto. En el pueblo parecía no haber nadie, o estar todos recogidos en casa, pues hacía unos 12 grados en la calle. Así que no se observó movimiento. 

No obstante, visitada su página web, http://www.lasnavasdelaconcepcion.es/ ,  me consta que mi perspectiva no es la correcta, pues hay diversas actividades, fiestas, ferias, etc., que, aunque solo fuera por tratar con las personas que allí viven, merece la pena ir a visitar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario