martes, 19 de febrero de 2013

Pestiños Andaluces


En Andalucía los pestiños de esas típicas elaboraciones que antíguamente reunían a las mujeres de las familiar para elaborar. Ésta receta hace los pestiños de siempre. Sin originalidades, ni detalles de autor, sino como los he hecho siempre y siempre me han dado buen resultado. Son fáciles de elaborar, y no necesitan gran experiencia, si es que la lees bien y sigues las instrucciones al detalle. Merece mucho la pena animarse a intentarlo.

INGREDIENTES:

·         1 dl. De aceite de oliva.
·         1 dl. De vino fino de Jerez.
·         15 grs. De anises.
·         300 grs. De harina.
·         Abundante aceite de oliva de sabor suave para freir.
·         250 grs. De miel.
·         3 cucharadas de agua.



PROCEDIMIENTO:

·         En un perol  ponemos todo el aceite de oliva a calentar al fuego con una cáscara de limón y dejamos freír hasta que la cáscara queda refrita; retiramos del fuego, apartamos el dl. Necesario para la masa y rápidamente, antes de que atempere, echamos los anises. Si es preciso, se vuelve a calentar. Tenemos ahora listo el aceite para freír en el perol y el dl. Para la masa con los anises.

·         En un bol ponemos el aceite con los anises ya frío. mezclamos con el vino y añadimos  250 grs. De harina. 
     


      Damos reposo de media hora y, transcurrida ésta, estiramos la masa con rodillo hasta dejarla de ½ cm. De grosor. Cortamos en círculos con un cortapastas (o por ejemplo con el canto de un vaso) y se “abrochan” por el centro para darles la forma de pestiño.  





      Vamos colocándolos en la tabla o mesa espolvoreada previamente con la harina restante. Y damos otra media hora de reposo.


·        Freímos en el aceite que tenemos ya preparado para ello bien caliente. Escurrimos y dejamos enfriar.

·         En un cazo ponemos  al fuego la miel con el agua hasta que rompa a hervir.  Entonces se baja el fuego al mínimo para que hierva muy, muy despacio. En éste almíbar vamos introduciendo los pestiños, dejándolos bañar bien en la miel, poniéndolos a escurrir sobre rejilla.


Y éste es el resultado.  Con ésta cantidad de masa, haciéndolos pequeños, de un bocadito, salen unas 50 unidades. Lo suyo es merendárselos con una copita de vino dulce.

¡O dos! :-D

4 comentarios:

  1. Efectivamente esta es la receta de siempre... lo sé porque yo también los hago en Navidad y poco más o menos son igual!!!
    Me encantan y en casa gusta a todos de participar en elaborarlos.
    Saluditosssssss

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te gusten, Choni. Gracias por tu visita y por dejar tu comentario. xd.

    ResponderEliminar
  3. Joer, mola. ¿Y de dónde saco yo ahora los anises?

    ;-)

    Manuel Bustabad

    ResponderEliminar
  4. Los anises son las semillas que se destilan para hacer el anís, el licor. Es decir, anís en grano, también llamado matalahúva. ¿no lo hay allá?

    ResponderEliminar