viernes, 25 de enero de 2013

"Come y comparte" en el Panrallao de Sevilla

El Panrallao es un local encantador sito en el barrio de Nervión de Sevilla. Pero no en aquellos primeros terrenos que el Marqués del Nervión  cediera hacia la segunda década del siglo XX al Ayuntamiento de Sevilla para la creación, a la moda inglesa de la época, de aquella "Ciudad Jardín",  sino a la extensión que sufrió hacia los años cincuenta y/o sesenta del mismo siglo, ya no en forma de chalets, sino de grandes bloques de pisos.

Por eso, cuando ayer lo visité  con motivo de la tercera edición del evento "Come y comparte", lo primero que me llamó la atención fue el descuadre temporal en ese precioso suelo hidráulico. Me ha parecido la parte más importante de su decoración. Todo lo demás, giraba alrededor de un suelo que se extendía hasta el frontal del mostrador (curioso detalle éste, por cierto). Predominaban los añiles, grises, negros, blancos y maderas. Mesas altas con cómodos taburetes en todos esos colores. Un ambiente añejo y acogedor. En las paredes paneladas en madera, unos colgadores individuales para el bolso (no estoy segura de que aquellas personas que no sean mujeres lleguen a entender la comodidad que hace sentir el  uso de algo así). Todo ello contrastaba con unos aseos equipados con sanitarios de corte de lo más moderno.

Nos reunimos un grupo de seis personas relacionadas con diversos campos de la gastronomía: desde los fogones directos al periodismo, pasando por la fotografía. Tuve el gusto de conocer  a Shawn Hennessey, conocida en twitter como @SevillaTapas y/o @azaharSevilla y a  José María Montero Sandoval, a quien encontramos en twitter como @monteromonti y de cuya pluma podemos disfrutar a través de su blog http://about.me/monteromonti. Y tuve el gusto de volver a saludar a Mari Carmen González Curral,  de @losblogsdemaria, así como a Ángel Fernández Millán, a quien podemos seguir en twitter como @angelfdezmillan o en su blog http://depositoideas.blogspot.com y Cristóbal Bermúdez de De Tapas por Sevilla, ambos artífices del evento. 

Nos atendió un servicio impecable pendiente en todo momento de que no hubiese hueco de tiempo entre cada una de las tapas que nos ofrecieron. Encontramos en la mesa unas aceitunas de elaboración casera, machacadas y aliñadas. Llamaban la atención también los servilleteros realizados con tapones de corcho.




Y entonces empezó el tapeo: Degustamos seis tapas. O cinco y un postre. A saber: 


De ésta primera tapa, lo que más me sorprendió fue la perfecta cochura en el interior de la tira de berenjena, aún con su fritura tan blanca.


Berenjenas fritas con salsa de queso y miel de caña.



 De ésta segunda, llamó mi atención el acompañamiento de unas estupendas rebanaditas crujientes. Recién hechas y muy claritas.


Steak tartar



A la tercera tapa, yo la  hubiera denominado Rin-ran de pulpo braseado con salsa de ostras; así, quienes desconocen el rin-ran convencional, no observarán desproporción alguna entre el pulpo y el resto de los ingredientes. Y es que el orden de los factores, en este caso, sí que alteraba el producto. O, al menos, su perspectiva.


Pulpo braseado con salsa de ostras y rin-ran,


Un bacalao a baja temperatura de una calidad excelente y una perfecta elaboración, y por la ausencia de cuya foto pido disculpas, vino en cuarto lugar; emplatado en pizarra con guarnición de morcilla  y migas, hizo las delicias de todos, aunque yo, acostumbrada a vigilar los equilibrios nutricionales en los platos, no lo terminé de entender.


Me encantan las cazuelitas refractarias que van del horno a la mesa, que se salen de la típica presentación en barro sin dejar de dar a la elaboración aspecto tradicional. Obsérvese en la quinta tapa que degustamos, cuya imagen se ve a continuación.


Lasaña de rabo de toro.
Todo ello acompañado con un vino tinto "Cerro de Encinas",  vino ecológico de Montilla, Córdoba. Yo, como siempre, acompaño con agua. Sirvieron Lanjarón en cristal.

Y al fín el postre. Y era caliente. ¡Qué alivio con el frío que hace! Con éste tipo de postres no necesitas ni pedir café.  xdddd
Galleta de chocolate recién hecha con chocolate blanco en taza.

En éste sitio acogedor, da gusto quedarse un buen rato. Es más que probable que vuelva a seguir probando esa cocina llena de ideas nuevas. 


Y además tienen wi-fi. xdddd.




2 comentarios:

  1. No te has dejado ni un detalle. Pasamos un rato muy agradable con muy buena compañía en un lugar totalmente recomendable

    ResponderEliminar
  2. Buen reportaje buena comida y, sobre todo, buena compañía

    ResponderEliminar