jueves, 11 de octubre de 2012

Los perdonavidas

Me dice la experiencia, a base de tropezones y de claudicar y dar segundas oportunidades (y terceras, y cuartas, etc...), que lo que mal empieza, mal acaba. Así que hace tiempo que he tomado la decisión de confiar en mi intuición y apartarme de aquello que, a primera vista, no me gusta.

El día 5 pasado, en mi diaria búsqueda activa de empleo por cuenta ajena, que forma ya parte del protocolo diario de mi vida encontré, entre otros, este anuncio que atendí, como se comprenderá, inmediatamente http://www.milanuncios.com/cocineros-y-camareros/se-necesita-cocinero-67253259.htm y ¡oh, milagro! me cogieron el teléfono; y además me lo cogió la propia persona de contacto, el cual me pidió, en aquella misma conversación, que le mandase mi currículum a tal cuenta de email. Yo, como es de esperar, no tardé nada de nada en pulsar un par de botones y mandárselo inmediatamente, con una carta de presentación que le solicitaba (como a todos a quienes mando un email) que me respondiese, aunque fuera a texto vacío, para que yo supiera que la recepción había sido correcta.

Pero no recibí respuesta, así que pensé en volver a la carga en un par de días. Pero entonces, al día siguiente dando otro repaso, me encontré éste otro anuncio http://www.milanuncios.com/cocineros-y-camareros/se-necesita-cocinero-67292233.htm el email de referencia es al que este señor me había pedido que le enviase el cv. Entonces pensé que lo había recibido y no le había interesado, así que lo dejé correr.

Pero cual no fue mi sorpresa cuando ayer, a media mañana, recibo un email de este señor, citándome currículum en mano a las 10'10 para entrevista, en tal local, en tal dirección que no citaré más que nada para conservar mi señorío (ya ésto me extrañó, pues se supone que él ya tenía mi cv y, como me citaba como respuesta mi email, me estaba confirmando la recepción). No obstante, le contesté inmediatamente, dándome por avisada y confirmando mi asistencia.

Hoy, el día en cuestión, me planto en el lugar y hora requeridos. Con la más absoluta puntualidad y me encuentro con una escena en la calle, alrededor de los clientes del local en la terraza desayunando, más comparable con un casting de televisión que con una entrevista de trabajo. Se veía ya en algunas caras la resignada paciencia de quien llevaba bastante tiempo en la espera. En la puerta un híbrido entre camarero y ropero de cuatro puertas muy bien plantao, por cierto, al que esquivé para entrar al local y dirigirme a una camarera encantadora que no perdió la amabilidad y la sonrisa en ningún momento: "Buenos días, señorita. Tengo una cita con don fulanito de tal". Y ella, saliendo de la barra, acompañándome a la puerta y señalándome el "casting" me contesta: "va vd. detrás de aquel señor". Y yo: "es que tengo cita a las 10'10 en punto. Y ella: "Sí. Es que ha citado a todo el mundo a la misma hora". Y yo, que no paraba de buscar a don fulano por allí y no estaba a la vista (claro): "¿todo el mundo? ¿cuántas personas tengo por delante?". Y ella: "unas 12 o 13". Entonces yo, decepcionada, saqué mi cv impreso del bolso, se lo puse en la mano y le dije: "Sea tan amable de dárselo a don fulanito. Y dígale que, si es de su interés, me llame para entrevista personal, que yo me tengo que ir a buscar trabajo. Muchas gracias".

Ahora, cuando llego a casa y me pongo otra vez a mirar, resulta que no me había dado cuenta de que don fulanito (no sé qué se le habrá pasado por la cabeza. Un atisbo de consideración con los demás está claro que no), había vuelto a publicar. Y ésta vez publicó ésto: http://www.milanuncios.com/cocineros-y-camareros/se-necesita-cocinero-68058344.htm

Muy bien, don fulanito: Esta mañana están viendo todos sus clientes como los cocineros se dan piñas por trabajar con vd. Y me temo que me conozco ya el próximo capítulo. Consiste en empezar a probar cocineros dos o tres días y echarlos sin pagarles "por no superar el período de prueba". 

Otra lección aprendida. Estoy segura de que desde su perspectiva, resulta que yo no quiero trabajar. Con el favor tan grande que él nos hace a todos dedicándonos su valioso tiempo. Menos mal que, por lo menos, me ha perdonado vida.

2 comentarios:

  1. k tio más sinvergüenza!!!!, q. le den p.c.....pasando pág.
    Qué espabilá eres y k de tó.....te admiro..quiero ser como tú!

    ResponderEliminar
  2. Y tú más bonita que ná. xddd. Lo de ser como yo no te lo recomiendo. Mira como me va. jajaja.

    ResponderEliminar