viernes, 20 de abril de 2012

Las tartas que quitan un dolor de narices.

De corazón me gustaría que la excusa para llamarme y decirme "lochy, quiero tarta" no fuera una rotura de huesos. Mucho menos de una nariz, que parece ser, con diferencia, de las más dolorosas. Pero si hay algo que tengo claro es que una textura tierna, esponjosa o cremosa con sabor a chocolate, consuela el dolor y los hace sentir mimados.

La primera fue ésta, que hace ya como año y medio y no recuerdo con exactitud  las proporciones como para hacer una receta, pero sí recuerdo con claridad que era un forro de galleta de almendra (mantequilla, azúcar y harina de almendra), relleno con un fondo de confitura de fresón y cubierto por una gruesa capa de crema al cacao, tipo natilla.Y, cómo no, su moña de nata montada y sus daditos de almendra tostados.




Aunque no tiene nada que ver, bonita nariz le quedó. xd.


Ésta otra, sin embargo, está hecha de ayer mismo. Inspirada en un brownie, entendiéndose éste como un "bizcocho mazacote" con tropezones de nuez y de poca altura y caliente, emplatado con una bola de helado de vainilla bañada de chocolate líquido que solidifica al contacto con el frío del helado.

Inspirada, digo, porque es un bizcocho levado y esponjoso, algo más ligero que un plum cake. De chocolate, tropezones muy pequeñitos de nuez, ya que se trata de no darle demasiado meneo al bigote. Bañado con cobertura sólida de chocolate, horneado en molde de rosca y con un corazón de nata vainillada montada. Así quedó, entera y el corte:








Ea, pues ahí va la receta:

Ingredientes:

Para el bizcocho: 150 grs. de mantequilla; 100 grs. de chocolate fondant; 3 huevos; 150 grs. de azúcar; 180grs. de harina común; 10 grs. (pelín más de medio sobre) de levadura química y 60 grs. de nuez troceada pequeñita.

Para el relleno de nata: 200 cc. de nata líquida para montar; 2 cucharadas soperas de azúcar y 2 gotas de extracto de vainilla.

Para la cobertura de chocolate: 100 grs. de chocolate fondant y 50 grs. de mantequilla.


Procedimiento:

Para el bizcocho:

* Como para cualquier cake, necesitamos dos recipientes: Uno para mezclar los sólidos y otro para los líquidos. Los sólidos son la harina, el azúcar y la levadura. mezclamos con varilla o con tenedor y reservamos. En el recipiente de los líquidos, fundimos la mantequilla, con el chocolate troceado por onzas, en el microondas. Añadimos los huevos y mezclamos bien, con la misma varilla o tenedor. En éste momento, ponemos a precalentar el horno a 180 grados, con función de convección.

* Vertemos el líquido sobre el sólido y lo mezclamos hasta conseguir una pasta homogénea, y algo más compacta que otros cakes, a la que añadimos y mezclamos, al final de todo, las nueces.

* Encamisamos el molde de rosca y horneamos a 180 grados, durante 45'.

Para el relleno de nata:

* Antes de hacer la mezcla del bizcocho, ponemos en un bol bien para batidora de varillas eléctrica o bien para kitchen aid o Thermomix con mariposa, la nata líquida el azúcar y el extracto de vainilla. Mezclamos sin montar, solo para diluir un poco el azúcar y reservamos en el congelador mientras hacemos la masa.

* Una vez metido el bizcocho en el horno, sacamos la nata líquida del congelador, le metemos las varillas y la montamos. Reservamos en frío.

Para la cobertura: 

* Fundimos el chocolate troceado en onzas con la mantequilla en el microondas, mezclando hasta que tenga la apariencia de una salsa.

Montaje y terminación:

Debemos tener el bizcocho totalmente atemperado sobre rejilla, el chocolate de la cobertura caliente fundido y la nata fría de frigorífico. Así, pincelamos varias capas de la cobertura sobre el chocolate, hasta terminarlo todo, creando una capa de unos 3 mm. de grosor. Metemos en el frigorífico a enfriar y, cuando esté totalmente frío, le ponemos la nata.


Unos consejitos:

* A propósito de la fundición del chocolate y la mantequilla: Debemos trocear el chocolate e introducir en el micro, a máxima potencia, durante  minuto. No más. Lo sacamos y mezclamos lo que la dureza del chocolate nos permita. Si precisa un poco más de tiempo, nunca le pondremos tandas de más de 15 seg., pues en 5 seg. más o menos, se nos puede quemar. Mucho cuidado y un poquito de mimo y paciencia con ésto.

*A propósito de los tamizados de la harina: Siempre se nos aconseja que, cuando vamos a hacer repostería, tamicemos la harina. Éste consejo lo dejamos mejor para otras elaboraciones. por ser un cake con mucha consistencia, no es preciso tamizar. Un golpe de varilla  de la harina mezclada con el azúcar y la levadura química, le dará aireado suficiente para nuestro bizcocho.

* A propósito de las natas: Véase, en la pestaña "técnicas" de éste blog, la entrada "Montando nata en casa".

No hay comentarios:

Publicar un comentario