domingo, 4 de diciembre de 2011

Bizcocho al cacao y glaseado de coco.

Para casi 50 niños después de dos horas de entrenamiento (No eran niños. Eran fieras corrupias ¡me encanta!)

* El reto: un pastel que sea menos simple que un bizcocho y vistoso, y que no tenga nada que pueda disgustar a alguno. También tiene que ser fácil de transportar y cortar y repartir.

* La solución: Bizcocho de cacao, cubierto con una glasa real  espolvoreada con coco que se incrusta una vez seca. Elaborados en bandejas de aluminio desechable, que se puede tapar sin que se pringue y se quede la glasa en la tapa. Cortamos en el la propia bandeja, que no pasa nada si se corta o araña. Y, por último, para darle color, un poquito de confeti de chocolate. Ahí va la receta para un kg. de masa.

* Ingredientes para la masa: 1/4 kg. de mantequilla; 1/4 kg. de azúcar; 1/4 harina común; 4 huevos; 7 gramos de impulsor (levadura Royal en polvo) y 1 cucharada sopera de cacao puro en polvo.

* Ingredientes para la cobertura: 1 clara; 175 grs. de azúcar glas, tres gotas de limón, c/s de coco rallado y c/s de confeti de chocolate.

*Procedimiento:

- En un bol, ponemos la harina, el azúcar, la levadura y el cacao, y removemos con una varilla, hasta mezclar y airear bien.
- En otro bol ponemos la mantequilla a fundir en el microondas, a potencia media, durante 1 minuto. La sacamos y removemos hasta que termine de fundirse toda. Añadimos los huevos y mezclamos hasta conseguir homogeneidad. Vertemos esta mezcla sobre la del primer bol y mezclamos hasta conseguir la masa definitiva del bizcocho.

- Precalentamos el horno a 170 grados; encamisamos un molde, en este caso de aluminio desechable, con un toque de mantequilla fundida, frotada con un poco de papel de cocina, para que no queden excesos y harina común.

- Cuando el horno esté listo, ponemos la mezcla en el molde y horneamos durante 40 a 50 minutos. Ya sabemos aquello de pinchar con el palito (yo uso un pinchito de madera), pero nunca, nunca, se nos debe ocurrir abrir el horno antes de que se hayan cumplido 20 minutos de cocción, o no subirá nada.

- Una vez listo, preparamos una glasa real, batiendo fuertemente  la clara con el azúcar glas y las gotas de limón. Cubrimos la superficie del bizcocho y, antes de que se endurezca, espolvoreamos con una buena cantidad de coco rallado y virutas de chocolate. 


Y así se transporta sin ningún riesgo de rotura ni estropicio, Mi puntillita en el bolsillo para cortarlo in situ, unas servilletas de papel, se le pone la tapadera al recipiente y, hale, a hacer felices a un grupo de fieras que yo me se. xddd.

No hay comentarios:

Publicar un comentario