domingo, 16 de octubre de 2011

Solo tiro lo que realmente no sirve.

En mi cocina, suelo guardar, conservar y almacenar todo aquello que creo que me va a servir para elaborar algo. Es, en general mi modo de trabajar. Postulo que los buenos platos y la creatividad están por encima de la forma en que hoy se cocina; forma en que se despilfarra material y medios para crear pequeñas cosas que solo dan espectáculo, cuando deberían dar alimentación. Así nos va. 



Un ejemplo es este PUDDING DE ROSCÓN Y NARANJAS, aparentemente aparatoso aunque fácil de hacer, sin necesidad de medios especiales y hecho puramente de sobras. ¡Hasta el caramelo son sobras!. Las naranjas confitadas y el "pan" también. Está hecho con las sobras de algún roscón de reyes que se quedó atrás. Se congeló y se reutilizó. Apunto y explico:


INGREDIENTES:

* 400 Grs. de roscón de reyes (sobrantes reposados de un día para otro, o congelado).

* 1 L. de leche entera.

* 5 huevos.

* 250 grs. de azúcar.

* c/s de naranjas confitadas con su almíbar (las sobrantes de la decoración del roscón).


MODO DE HACERSE.

*Cortar unas rebanadas de roscón y reservar.
* Escurrir el almíbar de las naranjas y poner a hervir en un cazo hasta caramelizarlo.
* Batir con la batidora o robot el resto del roscón con la leche, los huevos y el azúcar. Desaconsejo Thermomix; la masa no debe quedar excesivamente fina.
* Verter el almíbar caramelizado para encamisar el fondo del molde. Esperar a que atempere y tome consistencia.
*Colocar sobre el caramelo atemperado y espesado las naranjas confitadas, para formar la corona del pudding.
* Verter la mezcla muy despacio, cuidando que no se desplacen las naranjas ni el caramelo del fondo.
* Colocar encima de todo las rebanadas de roscón que cortamos al principio.



COCCIÓN:

* Al horno al baño maría, o convección con vapor, a 180 grados durante 75 minutos (hora y cuarto).




* Dejar atemperar dentro del horno para que cuaje bien y  refrigerar durante varias horas antes de desmoldarlo.





9 comentarios:

  1. Gracias, maite. Y además estaba tan, tan, tan bueno...

    ResponderEliminar
  2. Qué bien aprovechado el roscón que siempre anda días rodando por la cocina..Excelente idea..me la apunto...
    Besitos...

    ResponderEliminar
  3. Me alegro de que te guste, María Jesús. Te la recomiendo, porque queda riquísimo.

    ResponderEliminar
  4. Que rico debe estar. yo hago algo parecido,con la bolleria que se va quedando. lo probaré poniendo las naranjas. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. El aprovechamiento del pan y la bollería es la finalidad original de pudding. Te sugiero, si me lo permites, ponerle fresas y una cucharada de confitura de fresas o frutos rojos en la masa. Gracias por tu comentario. Saludos para tí también.

    ResponderEliminar
  6. Debe de estar muy rico me encanta y con fresas como mencionas en el comentario que rico
    saludos
    http://mipasioncocinar.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Genial idea!!!! debe de estar muy rico a mi tambien me gusta la comida de toda la vida y no esas cosas raras que nos hacer creer que es comida!!! saluditos!!!

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tu comentario, Rubi. Es lo que postulamos en Cocinoparatí. Justo eso que tú llamas "Comida de toda la vida".

    ResponderEliminar