lunes, 4 de julio de 2011

Unas filloas como tapa especial y/o entrante.

Ayer mismo diseñamos tres variedades de relleno para tapas de filloa, todas saladas; dos de ellas en frío y una en caliente:

* De roquefort: Tapa fría de filloa rellena de crema de roquefort y decorada con cebolla caramelizada y confitura de piquillo.







* De ibéricos: Tapa caliente de filloa rellena de crema de jamón ibérico con daditos de queso viejo y caña de lomo (ni me dejaron fotografiarla).

* De salmón: Tapa fría de filloa rellena de crema montada a la mostaza dulce, con salmón al vapor desmigado y decorada con eneldo fresco. Ésta y su toque danés, como no podía ser de otro modo, es un homenaje al abuelo Henning.









2 comentarios:

  1. jajaja, gracias... No termino de manejar bien el asunto de la fotografía, por medio y por tiempo, pero, oye, qué tapa más rica y más vistosa. Salió enseguida todo lo que había preparado.

    ResponderEliminar